Entrevista a Verde por Dentro

julio 06, 2017

Para esta colaboración en la sección de cooperación hoy contamos con una entrevista un poco diferente. Hasta la fecha todas las entrevistas han estado enfocadas al mundo de la cooperación, especialmente sobre temática infantil, pero esta semana cambiamos de tercio y es que, por lo menos a nosotros, no se nos ocurre mejor manera de dejar un Mundo mejor a nuestros hijos e hijas que cuidar el planeta, su naturaleza y crear consciencia y métodos de vida más ecológicos y sostenibles.

¿Y quién mejor que el equipo de Verde  por Dentro, Bea y Pablo, para ello? Os dejamos aquí con las respuestas a la entrevista que les enviamos hace unos días y que nos van a permitir acercarnos un poco más a su filosofía de vida y viaje.


La Gwagwa con la que están recorriendo América



1.- La primera pregunta siempre es a modo de presentación e introducción para aquellos que no os conocen ¿Contadnos un poco como nace el blog y que tratáis de transmitirnos en él? 


Verde por dentro es mucho más que una web, es nuestro proyecto de vida. Hace casi dos años decidimos dedicarnos por completo a hacer lo que de verdad queríamos: viajar por la naturaleza del mundo. Ambos (Pablo y Bea) estudiamos Biología y nos apasiona todo el mundo natural, así que decidimos salir a conocer lo que hasta ahora habíamos visto sólo en documentales. Como queríamos que esto durara mucho tiempo lo convertimos en un viaje de bajo coste (low-cost como le llamamos nosotros) y comenzamos a buscar maneras de gastar poco dinero, desde la camperización de nuestra furgoneta que hicimos nosotros mismos, hasta nuestro día a día consiguiendo comida, agua, internet, etc. y por supuesto maneras de ir ganando algo de dinero en ruta. Y así hemos viajado en furgoneta por parte de Europa, Marruecos, y ahora recorriendo América, en un viaje lento, donde paramos a conocer, descansar y trabajar. Nuestra web no es un blog de viajes, es una web sobre nuestro viaje, o más bien nuestra vida, donde contamos cómo vivimos nosotros: viajando de manera low-cost, conociendo la naturaleza y tratando de ser más sostenibles con el medio ambiente, para que cualquier persona pueda hacer lo mismo. 



2.- Vuestro primer viaje largo por Europa de 5 meses lo hicistéis en una Ford Transit Connect. Nosotros viajamos con una Peugot Expert, que es ligeramente más grande, y cuando hacemos rutas de un mes ya nos empieza a parecer pequeña. ¿Cómo gestionaron el espacio, o la falta de él, en ese primer viaje? 

Nos fuimos adaptando poco a poco a nuestra mini-casita. Al principio todo era un tetris y cada vez que necesitábamos algo había que sacar todo y volverlo a colocar, lo que hizo que comenzáramos a deshacernos de varias cosas a las pocas semanas de haber salido. Con los nuevos espacios reorganizamos las cosas hasta sentirnos a gusto, nos dimos cuenta que cuantas menos cosas y más espacios teníamos, más relajados estábamos. Aunque fuera pequeña nuestra casita, podíamos comer, escribir en el ordenador, ver películas y por supuesto dormir, y el jardín era enorme y cambiante! Suficiente para vivir.

Pequeñita pero matona. Marruecos y gran parte de Europa recorrieron en está Ford Transit


Todo ordenadito parece bien grande



3.- Ahora mismo estáis en una nueva ruta por el continente americano, en México, si no nos hemos despistado. ¿Hay ruta definida? ¿o os movéis más o menos con un rumbo definido pero totalmente abiertos a lo que el camino depare? Sea ruta definida o libertad ¿Qué os ha llevado a tomar tal decisión y qué ventajas le veis? 

Una cosa que hemos aprendido viajando así es precisamente a no hacer planes. Siempre surge algo y estaríamos constantemente frustrados por no seguir el plan. Y de hecho hemos conocido lugares muy chulos gracias a gente local que nos lo ha recomendado, o hemos parado a trabajar en algún lugar por más tiempo del habitual por ejemplo aprovechando épocas de turismo para vender postales. O se nos ha estropeado la furgoneta y hemos tenido que quedarnos bastante tiempo en un sitio… En fin, más o menos llevamos un plan definido en cuanto a norte o sur, o marcado por el tiempo de visado que tenemos en cada país, pero el resto es improvisación. De hecho llegamos a México de mochila con la idea de bajar al sur, y nos hemos comprado una furgo y vamos rumbo norte. Como veis, somos pura improvisación!

(En la fecha de la publicación se encuentran en EEUU)



4.- Para nosotros, especialmente desde que viajamos con un peque a bordo, una de las máximas preocupaciones es el momento de elegir un lugar para dormir, por el tema de la seguridad básicamente ¿Cómo gestionáis vosotros ese concepto? 

Para elegir un sitio atendemos a varias cosas, depende mucho del país donde estés. En Europa nos gustaba alejarnos de las ciudades, y nos perdíamos por algún rincón de montaña. En Marruecos por ejemplo, nos era más fácil ya que prácticamente cualquier lugar es apto y seguro para aparcar y dormir, especialmente fuera de las grandes ciudades. En México tendemos a lo contrario, buscamos lugares más concurridos e iluminados, ya que nos hacen sentir más seguros. En Estados Unidos se puede acampar libremente en terreno público. Para todas estas elecciones nos apoyamos preguntando a la gente local y con aplicaciones móviles donde otros viajeros comparten lugares de pernocta y su experiencia. De hecho en nuestro artículo Guía low-cost para furgoneteros novatos hablamos de ellas y de dónde solemos dormir en cada país, ya que además de seguro, para nosotros debe ser gratis siempre o casi siempre.

Camperización DIY



Hasta la fecha las entrevistas de este apartado siempre han estado más de ámbito social, de cooperación, pero vosotros con la visión verde que ofrecéis del planeta tenéis perfecto hueco en esta sección, ya que; si no cuidamos el planeta simplemente no habrá lugar para un Mundo mejor. Así que llegó el momento de hablar de esa faceta de vuestra blog y vida.


5.- Comunicación y proteccionismo. Como bloggers de viajes cuando llegáis a un lugar bien verde, y sabiendo que no todo el mundo tiene la misma sensibilidad por el medioambiente que vosotros ¿Qué puede más? ¿Comunicar y dar a conocer el lugar u ocultarlo para tratar de protegerlo? 

Nosotros no somos partidarios de ocultar lugares bonitos y solemos comunicarlo. Pero lo que sí hacemos es hacer hincapié en un turismo responsable, sea a través de nuestra web y redes sociales, como en persona cuando llegamos a un lugar. Si vemos basura, nos la llevamos, contamos cómo es un lugar y cómo puede permanecer así si todos ponemos de nuestra parte, no apoyamos actividades que perjudiquen al ecosistema o a otros animales, como los paseos a caballo o camello, las fotos con animales “peligrosos”, etc. Y de hecho siempre que encontramos algún lugar donde las cosas se hacen “bien” nos gusta también compartirlo, por ejemplo, lugares sin basura, un buen sistema de reciclaje, rellenadores de botellas de agua. Uno se motiva más a concienciarse cuando ve estos avances que cuando sólo son críticas.




6.- La gestión de los residuos fuera del mundo occidental parece inexistente, por lo menos en la pequeña parte que nosotros conocemos y por momentos nos parece que esa falta de gestión viene en parte a consecuencia del turismo que ha provocado un cambio de vida demasiado rápido en ciertos lugares, cambio que no han sabido gestionar ¿Cuál es vuestra visión al respecto? 

Como bien comentáis, es cierto que en algunas zonas a veces el turismo ha crecido más rápido que la capacidad de gestión de recursos y residuos, como recientemente hemos podido constatar en la Riviera Maya o la Huasteca Potosina en México, y uno consideraría bastante “occidental” la zona de la Riviera Maya. No obstante, queremos destacar que la responsabilidad de la gestión de residuos debería recaer principalmente en las empresas que lo causan y no suele ser así. Por ejemplo, las empresas hoteleras y ayuntamientos asociados deberían regular la capacidad máxima de personas en un paraje y la gestión de los residuos extra producidos por un mayor turismo. Pero también las empresas de agua embotellada por ejemplo, deberían tener un plan de gestión de residuos, o al menos de minimización de estos, como las típicas botellas retornables. Tampoco hay que dejarnos engañar por la idea de que si separamos la basura estamos gestionando perfectamente nuestros residuos. ¿De qué sirve producir varias bolsas de basura separada al día? ¿No sería mejor producir menos basura? A veces hay que plantearse si lo que hacemos es realmente por el medio ambiente, o sólo para tener nuestra conciencia más tranquila.



7.- Desde vuestra visión práctica. ¿Podéis dar cuatro pinceladas que sean fácil de aplicar en nuestro día a día y que repercutan en un beneficio directo para el medioambiente? ¿Y aplicado al mundo de los viajes, consejos para cuando se está en ruta, ya sea de días o de meses. 

Pues básicamente lo que aplica para viajes también aplica para la vida sedentaria. A nuestro parecer un gran problema que le causamos al medio ambiente (y a nosotros mismos) es la acumulación de plástico. Así que cualquier acto que reduzca el plástico que utilizamos y sobre todo, el que tiramos, ayudará muchísimo. Por ejemplo, rechazar las típicas bolsas del supermercado y llevar la tuya, y si se te olvida pues allí tienen muchas cajas de cartón que si las pides te la dan, y al menos el cartón es compostable. No comprar agua embotellada es otra opción. El agua corriente en España es potable, y se puede filtrar con otros métodos. O bien elegir rellenar bidones de agua para consumo, y llevar siempre una cantimplora. Y bueno, si nos preguntan sobre actos para ser mucho más sostenibles, no podemos dejar de comentar lo que para nosotros sería el acto más sostenible por excelencia y que cualquiera puede realizar, y es el tipo de alimentación. Reducir el consumo de carne tiene mucha más repercusión positiva para el medio ambiente que dejar de utilizar el coche o utilizar bombillas de bajo consumo. La producción de alimento para el ganado requiere enormes cantidades de agua y produce residuos que contaminan agua y aire de una manera que no nos imaginamos (y que los medios nos suelen ocultar).

Precisamente nosotros hemos comenzado con un reto personal de hacer pequeños grandes cambios en nuestra vida diaria para ser más sostenibles. En el artículo “Primeros pasos para ser más verdes viajando en furgoneta” podéis ver nuestros primeros logros consolidados. Ya estamos trabajando en los siguientes que publicaremos próximamente!


No se trata  de reciclar más o mejor, sino de consumir menos



8.- Y la última, que no es pregunta, es simplemente una invitación a que cerréis esta pequeña charla lanzando el mensaje que os apetezca. Tenéis pista libre. 

A nosotros comenzar a viajar nos ha cambiado mucho la forma de ver la vida y de valorar lo que tenemos. No somos los mismos que hace dos años cuando comenzamos. Ahora valoramos mucho cada persona que conocemos, la ayuda que recibimos, nos impacta mucho cuando se despilfarran recursos, y cuando vemos situaciones que incitan al consumismo. Y todo esto nos hace vivir cada día más acorde con nuestra filosofía. Hemos crecido al punto de saber cada día mejor qué queremos y qué no queremos en nuestra vida y en nuestro futuro.

Por otra parte, siempre decimos que no estamos de vacaciones sino “traviajando”. Aunque este viaje comenzó de forma un poco improvisada, nos dimos cuenta de que había algo que nos hacía felices y que había que encontrar la manera de que durara lo máximo posible. Así que nos pusimos a investigar y trabajar en maneras de gastar poco y ganar dinero para poder seguir viviendo así. Y esto es lo que queremos transmitir con nuestro viaje y en nuestra web y redes sociales. Para nosotros es viajar y conocer naturaleza, pero para cada persona puede ser una cosa distinta lo que le hace feliz y eso es lo que creemos que cada uno debe perseguir. No tiene sentido vivir pensando que “cuando me jubile” o “cuando ahorre” o “cuando mis hijos crezcan” voy a hacer eso que siempre he querido, porque no sabes si va a llegar ese momento ni cómo vas a llegar a él. Vida sólo hay una y es posible disfrutarla todos los días, sólo hay que ponerse manos a la obra.


Con la sonrisa que lucen parece que la vida de viaje les sienta muy bien. Nosotros desde aquí les deseamos lo mejor




Muchas gracias Bea y Pablo por pasaros por nuestro rincón a contarnos vuestras experiencias y sensaciones para hacer que nuestro paso por este planeta sea la forma más verde posible y por ese último mensaje final que esperemos cale entre los que lean esta entrevista:


Vida sólo hay una y hay que ponerse manos a la obra cuanto antes para disfrutarla todos los días.

Para aquellos que quieran seguir más de cerca a esta pareja y sus proyectos os dejamos aquí la info para poder seguir sus aventuras, que tienen pinta de ir para largo: Facebook, Instagram y Twitter.

También te gustará

0 comentarios