Palawan. La mejor isla del mundo. Nuestro recorrido por este paradisíaco rincón de Filipinas. Puerto Princesa y Port Barton.

febrero 27, 2017

Así en frío y sin concesiones, Palawan es la mejor isla del Mundo. ¿Te lo crees? No lo decimos nosotros, es la clasificación que le ha dado la revista Travel&Leisure el pasado año 2016.

Nosotros como de este loco y genial Mundo conocemos más bien poquito no nos atrevemos a decir tanto, pero si te podemos decir que de lo que visitamos de Filipinas y de lo poco que vimos de la Isla de Palawan su clasificación queda muy arriba. Así que aquí te dejamos con nuestra pequeña guía de viaje por Palawan.

Palawan. La mejor isla del mundo. Nuestro recorrido por este paradisíaco rincón de Filipinas.

 

Puesta de sol en Port Barton, Palawaw 


PUERTO PRINCESA

Nuestra entrada a la Isla de Palawan fue por el aeropuerto de Puerto Princesa. Veníamos de la Isla de Cebu que nos sirvió de punto de conexión dentro de las Visayas Centrales por donde nos estuvimos moviendo por islas como Bohol, Camiguin y Malapascua.

Puerto Princesa no nos pareció nada especial. Cierto es que tampoco le dedicamos demasiado tiempo, pero seguro que el apelativo a Palawan de la mejor isla del Mundo no le viene por lo que uno pueda disfrutar en la ciudad de Puerto Princesa.

Para nosotros lo mejor de Puerto Princesa fue el lugar donde almorzamos nada más llegar. Siguiendo nuestra tradición -y norma- de buscar alojamiento con la barriga llena le pedimos al triciclo que nos acercó desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad que nos dejase el algún restaurante de comida local y para locales y hay que reconocer que la clavó con la elección.

Aeropuerto de Puerto Princesa, Palawan
Nuestra llegada a Puerto Princesa

Dónde comer en Puerto Princesa


Noki Nocs Savory House, en la esquina de la Avenida Rizal con la carretera del norte. Un restaurante típico de ollas pero en plan elegante. Con agua para recargar gratis y unos helados de postre que buffff, de los que quitan el sentido.


Donde comer en Puerto Princesa, Palawan
Al rico helado.

El restaurante que elegimos para la cena tampoco estuvo nada mal, un poco más orientado hacía el turista pero bien de precios, con una bonita presentación de los platos y muy céntrico dentro de la misma Avenida Rizal, Restaurante Balinsasayaw. Un buen lugar donde degustar una cocina un poco más elaborada o unos pescados a la parrilla.

Y poco más a destacar de nuestra estancia en Puerto Princesa, básicamente lo que hicimos fue comer y descansar para luego volver a comer y volver a descansar. 

Aprovechamos un par horas muertas que teníamos para acercarnos a un mall (supermercado) y aprovisionarnos un poco de víveres y algunos elementos para el botiquín. También para ir chequeando casas de cambio y hacernos con efectivo, ya que nuestros siguientes destinos no teníamos la certeza de poder acceder a cajeros ni de encontrar un cambio que fuese mínimamente decente.

Dónde dormir en Puerto Princesa

No fue sencilla la tarea de encontrar alojamiento. La oferta es bastante amplia pero que tuviesen una relación calidad precio aceptable por la zona centro encontramos bien pocos.

En casi todos los precios de los alojamientos que preguntamos empezaban prácticamente por los 1000-1200 php y eso, como explicamos en la guía de Malapascua Low Cost, se salía de nuestro presupuesto inicial.

Encontramos alguno por 500 php un poco alejado del centro pero en medio de una gallera y con techo de latón que abrias la puerta y ni una sauna seca en los mejores spas coge esa temperatura.

Al final y tras chequear unos cuantos alojamientos acabamos en la Pensión Alta, donde por 600 php pasamos la noche bastante bien hasta que se fue la luz y dejó de funcionar la ventilación. Por lo menos por ese precio tienes acceso a café, infusiones y hasta agua fresquita. Las cervezas ya de pago.


PORT BARTON


Port Barton está sin ningún tipo de lugar a dudas llamado a convertirse en el próximo destino estrella de la Isla de Palawan tras al archifamoso y popular El Nido.

Si bien no tiene la espectacularidad de los paisajes de El Nido si tiene suficiente encanto como para convertirse en una parada casi obligada para aquellos viajeros que dispongan de suficientes días como para llegar hasta aquí, ya que si realmente uno quiere impregnarse un poco de lo que el pequeño pueblo de Port Barton ofrece no recomendaría estar menos de tres noches.

El pueblo de Port Barton tampoco tiene mucho que ofrecer (lo sabemos, suena contradictorio), su island hopping es normalito y la playa del pueblo no es ni de lejos de las mejores que uno pueda disfrutar en Filipinas.

Playa de Port Barton, Palawan
Playa de Port Barton vista desde el mar

Playa de Port Barton, Palawan
Playa de Port Barton

¿Y qué hace de Port Barton un lugar tan especial?


A Port Barton le hacen especial su gente, su paz, sus calles de tierra, sus cortes de luz, sus restaurantes locales que redefinen la palabra barato.

A Port Barton todavía no ha llegado el asfalto, no sabemos cuanto durará porque a nuestro paso por allí la carretera principal estaba en obras. Este punto nosotros lo tenemos clarísimo, donde no hay asfalto el ritmo de la vida es diferente y eso se nota en el carácter de su gente. Se vive a un ritmo pausado, con una sonrisa en la boca y un gesto siempre amable en la cara.

Carretera de acceso a Port Barto, Palawan. Como llegar a Port Barton.
Carretera de acceso a Port Barton. Nos tememos que llegó el asfalto.

Luego vienen esos cortes de luz, que pensarás ¿qué tiene de especial que corten la luz? pues no sé, la verdad, será que uno es un poco romántico o quizás nostálgico. Yo no había vuelto a estar alojado en un lugar con cortes de luz programados desde que estuve en el año 2010 unas cuentas semanas escalando en Ton Sai, en Tailandia, y es un viaje que me trae grandes recuerdos.

A mi estos lugares donde no hay infraestructura como para tener luz - o agua - las 24h del día me hace poner muy en valor a la gente que vive allí, su capacidad de adaptación al medio y ya no sólo eso, como son capaces de atender al turismo y hacerle sentir como en casa, sin echar en falta esas comodidades que tenemos tan asimiladas en el mundo occidental.

Sin duda alguna viajar por ciertos lugares del Mundo te hace ser consciente de lo privilegiados que somos simplemente por haber nacido en cierta parte del Planeta Tierra y que cuando nos quejamos - aún con todo nuestro derecho a quejarnos - lo hacemos la mayoría de las veces con poca razón.

La verdad, es que Port Barton, sin tener nada especial que ofrecerte, es de esos lugares donde, al igual que nos pasó en Malapascua, no me hubiese importado lo más mínimo quedarme atrapado durante una semana de absoluto relax.

Cómo llegar y salir de Port Barton

Para nosotros lo ideal es visitar Port Barton antes que El Nido. 

Quizás si llegas a Port Barton desde El Nido este lugar se te quede un poco pequeño ante la mejestuosidad de los paisajes de El Nido.

Nosotros, como ya imaginas llegamos desde Puerto Princesa y, fiel nuestros principios, lo hicimos en transporte público. Lo hicimos así ya no solo porque es la forma más barata de hacerlo, sino porque nos gusta mezclarnos con la gente local y movermos como ellos.

En trasporte público la forma más explicada que encontraréis por la red es coger bus hasta Roxas y luego con suerte el jeepney que va a Port Barton. Y decimos con suerte porque los jepneeys nunca sabe uno del todo cuando van a pasar.

Pero también existe la opción de ir directo en bus desde Puerto Princesa hasta Port Barton. Salen desde una estación de autobuses a las afueras de Puerto Princesa. Un traslado barato, cómodo y rápido, casi tanto como ir en las típicas furgonetas, de hecho alguna adelantamos por el camino. Nosotros pagamos por este bus 280 php/persona y 200 php por Magec. La mitad de precio que las furgonetas, que cuesta 500 php por cabeza y con mucho más espacio para cada uno - hasta para tumbarse un rato - ya que iba medio vacio.

Autobus a Port Barton, Palawan. Como llegar a Port Barton.
En bus a Port Barton. Rápido, cómodo, amplio y la forma más barata de llegar a este rincón de Palawan

Para salir de Port Barton rumbo a El Nido no os compliquéis. Se puede ir en transporte público pero aquí si que es una paliza ya que hay que subir en jeepney desde Port Barton hasta Roxas y esperar que pase algún bus hasta El Nido por la carretera.

Nosotros esta vez si que empleamos las furgonetas de turistas, bien prontito que salen a las 8 de la mañana, aunque luego siempre es más tarde.

El precio oficial son 800 baths pero nosotros no sabemos porque, os aseguramos que no es lo normal, sin regateos ni nada pagamos 500 php/persona y 200 php por la plaza de Magec. Supongo que le caeríamos bien al comercial que vende los tickets en la esquina del barrio porque a los conductores de la furgoneta cuando vieron el precio que habíamos pagado no les hizo excesiva gracia.


Qué hacer en Port Barton

Si nos ceñimos estrictamente a qué hacer en Port Barton dentro del limitado núcleo de callecitas que forman el poblado lo mejor a hacer es simplemente darse un paseo por las calles o la playa e irse integrando con la población local, ver a los pescadores llegar con lo que le han ganado al mar durante el día o a los niños correteando por la arena de la playa.

Otra de las actividades recomendadas sin alejarse de la playa es esperar al atardecer y cruzar los dedos para cazar, mientras saboreas una rica y fría cerveza o un delicioso batido de frutas tropicales, una de las mágicas puestas de sol que regala de vez en cuando el ocaso del día en Filipinas.

Puesta de sol en Port Barton, Palawan
Un clásico en toda Filipinas. Deleitarse con las espectaculares puestas de sol


Puesta de sol en Port Barton, Palawan
Otra mágica puesta de sol en Port Barton

Pero lo mejor de Port Barton está fuera del mismo pueblo. 

Una de las actividades principales a realizar son los tours por las islas de la zona, el conocido como Island Hopping. Sin ser tan espectacular como el de El Nido es bastante recomendable.

Se visitan un par de arrecifes de coral donde poder bucear entre cientos de peces de colores, una zona entre dos islas donde hay un arenal y es fácil ver tortugas, nosotros vimos una de un tamaño considerable. Se hace un alto en el camino en una isla "desierta" para almorzar y luego se visita una lengua de arena donde podrás ver estrellas de mar por todos los lados.

A pesar de haber realizado gran parte del tour bajo una ligera lluvia estuvo el día lo suficientemente entretenido.

Vistas desde una isla durante el island hopping de Port Barton, Palawan. Que hacer en Port Barton
Una de las pocos fotos que pudimos hacer durante el Islando Hopping de Port Barton

Visitar la White Beach de Port Barton


Para nosotros la mejor actividad a realizar en Port Barton. 

La White Beach es una gran playa de arena blanca que se encuentra aproximadamente a hora y poco de camino al sudoeste de Port Barton. Una hora y poco a ritmo de Magec, si sólo van adultos puede hacerse más rápido el camino.

La ruta para llegar hasta allí no tiene pérdida, si bien con marea baja puede hacerse el camino por la costa y es más corto, es mucho más sencillo y cómodo ir caminado hasta el final del pueblo y buscar una pista transitable que nos llevará hasta la playa.


Que hacer en Port Barton, Palawan. Camino a la playa White Beach
Camino a la White Beach de Port Barton. Trekking accesible incluso para ir con niños


Que hacer en Port Barton, Palawan. Camino a la playa White Beach
Un alto en el camino rumbo a White Beach. Por las caras diria que no fue Magec quien mandó a parar

Si el calor hace mella durante el camino, antes de llegar a la White Beach hay una calita donde darse un bañito y también hay otra gran playa donde también poder darse otro baño.

Esta playa previa es tan grande que puede hacernos creer que estamos en la White Beach pero la manera de no confundirlas es porque en la White Beach hay un pequeño resort donde alojarse y la anterior es totalmente virgen.

Playa previa a White Beach en Port Barton, Palawan
La playa previa a White Beach. Nada a enviar. Tremenda playa esta también.

Playa previa a White Beach en Port Barton, Palawan
Palmerales de Port Barton

Puede ser que al llegar a la playa la gente del resort os intenten cobrar el acceso, a nosotros no nos pasó pero sabemos de gente que si, basta con hacerse un poco el loco y decir que no hay dinero para evitar el pago ya que las playas en Filipinas, hasta donde nosotros sabemos, son públicas.

Bien vale la pena el esfuerzo en llegar hasta allí porque White Beach es espectacular y además, gracias al pequeño resort que hay en ella, está perfectamente cuidada.


Llegando a la White Beach de Port Barton, Palawan
Llegando a la famosa White Beach de Port Barton



White Beach de Port Barton, Palawan.
Con el agua al cuello. Asi se nos fueron un par de horas en White Beach

White Beach de Port Barton, Palawan
Media White Beach. La mejor playa de Port Barton

Saliendo de allí vivimos dos sucesos que marcaron un poco ese día, uno positivo y otro no tanto, que nos hizo reflexionar bastante sobre nuestra actitud ante determinadas situaciones.


El primero fue que saliendo ya de la playa nos paramos a hablar con un hombre mayor que estaba cuidando los jardines del resort, una conversación típica de local y turista, cuando de golpe empezamos a oír ruidos tras la maleza y a moverse los arbustos y ramas de los arboles más cercanos y de golpe, MONOS, corriendo y saltando alejándose de nosotros. Fue toda una sorpresa por lo inesperado. Luego nos hartaríamos de verlos en Borneo pero allí nos sorprendieron tanto que salimos con una sonrisa de oreja a oreja, más a o menos la misma que se le quedó al jardinero viendo nuestra reacción por ver unos simples monos.

Y ya luego a medio camino de regreso, de una de las pequeñas casas que nos encontramos por el camino, nos aparecieron dos niñas que no llegaría ninguna a los 10 años, pidiendo, ¿el qué? no lo tenemos claro, pero el gesto era evidente, mano extendida pidiendo que les diéramos algo.

Nosotros este punto siempre lo hemos tenido claro, no se le da limosna a los niños. El lugar de los niños es en la escuela formándose para tratar de labrarse un futuro próspero. Y dándoles limosna no se les ayuda. Como dice el refrán, es pan para hoy y hambre para mañana.

Pero pasados unos minutos y lejos ya del lugar algo nos hizo pensar que quizás esta vez nos habíamos equivocado. Las niñas ya las habíamos visto a la ida porque se había asomado tímidamente a la ventana de la casa aunque no dijeron nada. Y, al igual que al regreso, no vimos rastro de ningún adulto.

¿Dónde estaban los adultos responsables de esas niñas? ¿Para que nos iban a pedir dinero si allí donde estaban tampoco hay mucho que comprar? ¿Nos estarían pidiendo comida? ¿Pero comida porqué si por todos lados vimos mangos, bananas y cocos que crecen de forma salvaje y accesible a todos? Y además, viven al lado del mar donde ya habíamos visto a montón de niños con sus bangkas, sus cañas y sus aparejos saliendo a pescar ¿Dónde están los adultos responsables de esas niñas?

Demasiadas preguntas sin respuesta en ese momento, o quizás con una respuesta que nos dejó un poco descolocados. Está claro que no es lo mismo un niño pidiendo en Manila, Bangkok, Madrid o Las Palmas de Gran Canaria que en Port Barton o el medio del Sahara o el Atlas Marroquí, aunque el lugar de todos ellos debería estar en la escuela formándose para un futuro mejor.

El dogma de no se le da limosna a un niño hay que flexibilizarlo.


También hay una cascada en los alrededores de Port Barton, hacia el norte, la cascada de Pamuayan. Nosotros no llegamos a hasta ella porque la climatología no acompañaba mucho y ya nos mojamos tanto en el island hopping como a la vuelta de White Beach, pero si la climatología acompaña y vamos bien de tiempo, seguro que tiene que tiene que ser otra experiencia interesante, que uno no se puede bañar todos los días en medio de la selva bajo una cascada.

Embarrados volviendo de White Beach, Port Barton - Palawan
Cansados, embarrados y muy contentos llegamos a Port Barton de nuestra excusión a White Beach.

Dónde comer y dormir en Port Barton

Para comer no nos complicamos mucho. A la hora del almuerzo si estábamos en el pueblo siempre fuimos al Restaurante Gacayan, que para algo está en el nº1 de Tripadvisor en los restaurantes de Port Barton. Imbatible la relación calidad-precio de su menú del mediodía y con una carta bastante amplia también para comer fuera del menú.

El menú de 50 php (1 euro) consta de un plato de arroz con acompañamiento a elegir más Coca-cola, que nos resultó curioso que la elección de la bebida tuviese que ser Coca-cola sí o sí. Si pides agua mineral u otro tipo de refresco ya no entra en el menú y hay que pagarla, aunque siempre puedes recurrir a la siempre tan socorrida "drinking water" que beben los locales y que es gratis, aunque a veces en algunos sitios te miran un poco raro cuando la pides.



Por la noche probamos un par de restaurantes de la zona de la playa pero o nosotros no estuvimos muy acertados en la elección o ellos no tuvieron su mejor día.

Y nos quedamos con ganas de probar el Restaurante Kusinero del Barrio. Con ese nombre no podíamos irnos de Port Barton sin probarlo pero los días que estuvimos nosotros estaba cerrado y en reformas, imagino que preparándose para la temporada alta.


Respecto a donde dormir tenemos que reconocer que nos costó bastante encontrar un lugar donde se ajustase el precio a nuestra idea de alojamiento, y eso que íbamos con el estomago lleno xD. Al final después de preguntar en un par de sitios justo cuando ya nos íbamos a dar por vencimos y pagar más de lo previsto una mujer que regenta una pequeña tiendita en la esquina del Ayette Bamboo Cottage nos ofreció una pequeña cabañita por 500 php y ahí que nos quedamos.


Nuestro alojamiento en Port Barton, Palawan
Nuestra cabañita en Port Barton


La mujer que nos la alquiló nos dijo que la solía tener cerrada y que solo la alquilaba en temporada alta por bastante más que lo que nos la dejó a nosotros, así que agradecidos y poco más a decir respecto al alojamiento.


Y finalizados nuestros días en Port Barton nos dirigimos a lo que sin duda es el mayor atractivo turístico de Filipinas, el archiconocido - y poco agraciado - pueblo de El Nido y los increibles encantos naturales que alberga en sus alrededores.

Aunque eso ya lo dejamos para el siguiente post.

También te gustará

0 comentarios